Fiestas Populares

            Guia de FIESTAS populares

La Romería de La Barca, Muxía, A Coruña, Galicia, España

La Romería de la Barca de Muxía es una antigua celebración de culto (su antigüedad va pareja a la fecha de la fundación de la primera capilla hacia el siglo XI o XII) que sigue aún en nuestros días congregando a una cantidad ingente de feligreses llegados de todas partes de Galicia e incluso de fuera que acuden al Santuario de la Barca a 'abalar' la Pedra de Abalar y pasar por debajo de la Pedra dos Cadrís, de las cuales se piensa que tienen propiedades curativas y que llaman a la solidaridad de la gente.
fiestas romeria de la barcaPero al mismo tiempo se fue creando una fiesta paralela a la celebración religiosa, convirtiéndose la Romería de la Barca en la más importante de la Costa da Morte y en punto de encuentro de los jóvenes que llegan a millares a Muxía el sábado por la noche para estar hasta el amanecer bailando y disfrutando de un ambiente único y lleno de alegría. Por eso se pueden ver todos los años escenas muy curiosas, al mezclarse la gente que regresa de la fiesta y la gente que va para los actos litúrgicos del Santuario.
La Romería de la Barca se celebra el segundo domingo de Septiembre, excepto cuando este segundo domingo es el día ocho, que entonces pasa al siguiente, esto es, al quince; por eso existe el siguiente dicho: 'A Romaría da Barca non baixa do nove nen sobe do quince' (refiriéndose al domingo de la Barca).
Se abre el proceso festivo con la celebración de la Novena, la cual es muy concurrida por la gente de la villa. El último día de la Novena, el viernes de la Barca, esta asistencia aumenta debido a los romeros que, en cumplimiento de su promesa, vienen caminando desde sus lugares de origen...
El sábado es el primer día grande de la fiesta y la afluencia de gente aumenta considerablemente. A lo largo del día el camino que lleva al Santuario parece una continua procesión y a ambos lados se empiezan a situar los típicos tenderetes de la fiesta: juguetes y distracciones para los niños, fruta, pan, roscas, etc. El sábado por la tarde empieza la verdadera romería festiva: después de las comidas al aire libre, la gente tiene ganas de fiesta y en diferentes lugares empiezan a verse grupos de romeros bailando al son de una pandereta o gaita gallega. Este aire festivo continua toda la tarde y noche del sábado, animado por bandas de música que actúan hasta la mañanita del día siguiente. El domingo se celebra la Misa Grande al aire libre en el exterior del Santuario y a su término empieza la procesión en la que participan millares de personas que desde la Barca se dirigen a la ribera de la villa donde se procede a la bendición de las aguas. Luego comienza la ensordecedora traca de fuegos y morteros que hacen temblar el suelo. La procesión va recorriendo varias calles camino de la iglesia parroquial de Santa María, donde se acoge a la Virgen hasta el día siguiente.
En la tarde y noche del domingo continua el ambiente festivo iniciado el día anterior.
El lunes de mañana, en la misa, los marineros cantan la "Salve Regina" con gran devoción hacia Nuestra Señora y en procesión la Virgen se lleva de nuevo hasta el Santuario.
De la intensidad con que se vivía la Romería de la Barca nos habla Eduardo Torner en un artículo publicado en el periódico ABC en el año 1931:
"En tan épico escenario se oyen durante los tres días de esta romería a la Virgen de la Barca las canciones más líricas de la musa gallega. Aquí la copla que anima el baile del pandero, la ruada, siempre optimista; las notas bulliciosas de la gaita, el canto de algunos mozos con coplas de taimería; el chillar del violín de un ciego romancista; golpes de bombo; repiqueos de tambor; mil ecos de alalás, de foliadas, de muiñeiras,...y de todas partes, por encima de la algarabía, vuela, luminosa y vibrante, la saeta del aturuxo."
+ Información en el Concello Muxia