Fiestas Populares

            Guia de FIESTAS populares

Semana Santa en Avilés, Asturia, España

Avilés, la ciudad medieval de Asturias, reúne en su casco antiguo un rico patrimonio declarado por el Estado Conjunto Histórico Artístico Monumental en el año 1955.

Es en este marco, en el que conviven edificaciones de estilo románico, gótico, barroco y modernista, se desarrollan dos de las fiestas más representativas del calendario festivo de la comarca: la Semana Santa Avilesina, la única en Asturias declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, y la Fiesta del Bollo, reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

La continuidad temporal de ambas festividades comprende eventos religiosos y festivos que abarcan del 20 al 28 de marzo. Los actos procesionales se inician en la mañana del Domingo de Ramos extendiéndose hasta la tarde del Sábado de Gloria, para dar paso, en el Domingo de Resurrección y Lunes de Pascua, a la Fiesta del Bollo.
Las procesiones de Semana Santa están sostenidas por las siete cofradías constituidas en la ciudad, aglutinando a mas de mil cofrades. A lo largo de la semana organizan nueve procesiones sacando a la calle un total de quince pasos. Las procesiones se vienen realizando de forma ininterrumpida desde 1948, recogiendo la tradición de cofradías y procesiones que se organizaban en la ciudad desde el siglo XVII.
Las procesiones discurren por el casco antiguo de la ciudad, a través de calles medievales jalonadas de soportales, plazas, iglesias, palacios y edificios donde se reflejan estilos arquitectónicos que se remontan al siglo XII, transformando la ciudad en un escenario de pasión y cultura
Las procesiones se inician el Domingo de Ramos, a la mañana, con la Procesión de la Borriquilla, paseando el paso de "Jesús entrando en Jerusalén". El Lunes Santo tiene lugar la Procesión de Jesús Cautivo, con el paso de "Jesús de Medinaceli". El Martes Santo sale la Procesión de San Pedro con dos pasos, "San Pedro Apóstol" y "Jesús atado a la columna". El Miércoles Santo se organiza la Procesión del Santo Encuentro con tres pasos, "Jesús caído bajo el peso de la cruz", "La Dolorosa" y "San Juan". El Jueves Santo tienen lugar dos procesiones, la Procesión del Silencio, con el paso de "La Tercera Palabra" y la Procesión del Cristo de la Verdad y de la Vida, con un paso. El Viernes Santo se realizan dos procesiones, el Santo Entierro con seis pasos, entre ellos el "Cristo Yacente" y el "Cristo de la Agonía", y la Procesión Nocturna de la Soledad, con dos pasos, la "Virgen de la Soledad" y la "Cruz con la Reliquia del Lignum Crucis", la procesión recorre el antiguo barrio marinero de Sabugo, entonándose en su trayecto la Salve Marinera y la Salve Popular. Finalmente el Sábado de Gloria sale la Procesión de la Resurrección, con dos pasos, "Jesús de la Esperanza" y la "Virgen de la Soledad".
Fiesta del Bollo

Como continuidad a las procesiones de Semana Santa, durante el domingo y lunes de Pascua, se desarrolla la Fiesta del Bollo. Su origen data de finales del siglo XIX, como manifestación de convivencia y participación popular, celebrando la llegada de la primavera y el fin del ayuno pascual.
Su denominación proviene del componente gastronómico de la fiesta, un bizcocho mantecado y escarchado denominado Bollo, que los padrinos y madrinas obsequian a sus ahijados o ahijadas. El Bollo esta elaborado con mantequilla, harina, huevo y azúcar, teniendo forma de estrella con cuatro puntas.
El Domingo de Pascua, al medio día, recorre las calles de la ciudad un amplio desfile con carrozas engalanadas, gigantes y cabezudos, bandas de música y grupos folklóricos. Las carrozas son diseñadas y construidas por distintas asociaciones ciudadanas, reflejando motivos alegóricos de la primavera o elementos representativos de la ciudad.
El Lunes de Pascua se realiza una multitudinaria comida al aire libre en las calles del Casco Histórico y parques de la ciudad. En una hilera continua de mesas, con más de cuatro mil metros de extensión, una media de doce mil personas toman las calles del casco antiguo para compartir tertulia y comida elaborada en casa o encargadas en los restaurantes.
En estos dos últimos días, las calles del casco antiguo, que la semana anterior fueron escenario de procesiones, silencio y contemplación religiosa, se llenan de algarabía, folklore y espíritu lúdico, acompañado de animación musical y eventos artísticos.
+ información en el Ayuntamiento de Avilés "