Fiestas Populares

            Guia de FIESTAS populares

Fiestas en honor a San Atilano. Tarazona 27 de agosto - 1 de septiembre

Día del Cipotegato, 27 de agosto, 12,00 H., Plaza de España.

DESCRIPCION: VALOR CULTURAL Y ATRACTIVO TURISTICO.

CIPOTEGATOEn Tarazona, se llama Cipotegato al personaje que vestido con indumentaria parecida a la del arlequín de la baraja, inicia con el acto que lleva su nombre, las Fiestas Generales de la Ciudad, conmemorativas del traslado de la Reliquia de San Atilano a Tarazona.

Su traje (Chaqueta y Pantalón) es acolchado, de anchas bandas de telas de color rojo, verde y amarillo, cruzadas por cintas estrechas de los mismos colores que realizan un dibujo de rombos sobre todo el conjunto. El tocado, también tricolor como el traje, le cubre la cabeza completamente, el rostro a modo de máscara, y termina por detrás con una especie de coleta, ajustándose bajo la barbilla con unas cintas. Como defensa, porta una corta vara de madera, adornada también con cintas tricolores, de la que pende una pelota de goma, antiguamente hecha con tripa o vejiga de gato rellena.

Su primera, y más vistosa intervención abre las Fiestas de Tarazona, según el siguiente proceso: A las 12,00 h. del mediodía de cada 27 de agosto, y durante las correspondientes campanadas del reloj de la Casa Consistorial, se abre la puerta principal de este edificio, y sale el Cipotegato al exterior. Este momento es esperado por miles de personas que concentradas en la Plaza de España, y gritando “¡¡CIPOTE!! , ¡¡CIPOTE!!, se aprestan para lanzar sobre nuestro protagonista miles de kilos de tomates. Afortunadamente, no todos los proyectiles dan en el blanco, y el resultado es un intercambio de tomatazos entre los presentes, jóvenes en su mayoría, que asisten y forman parte de la fiesta. Entre tanto, y bajo una intensa lluvia roja, el Cipotegato, ayudado por los miembros de su cuadrilla y los veteranos de las Peñas Festivas de la Ciudad, trata de abrirse paso entre la multitud, para realizar una carrera por la ciudad, cuyo itinerario es secreto y se deja a la elección de la persona que encarna al CIPOTEGATO. En esta carrera es acompañado por sus incondicionales y por todo aquel que quiera unirse, ya sin tomates. A su vuelta a la Plaza de


España, y desde la colocación de un monumento a la figura del Cipotegato, hace cinco años, es izado hasta la base de este monolito, desde donde saluda a la multitud que le vitorea profusamente, y desde allí es llevado a hombros e introducido nuevamente en el interior de la Casa Consistorial, ya a salvo de nuevos impactos.

Han comenzado las Fiestas. La Plaza de España se vacía volcando la multitud hacia el Paseo, sobretodo por la Calle Marrodán. Pero el espectáculo no ha terminado. Desfilan las cinco Peñas de la Ciudad, quienes con sus charangas animan a todos los presentes. Los vecinos desde los balcones también son protagonistas de la Fiesta, puesto que alentados por los jóvenes y no tan jóvenes integrantes de este particular y único desfile, arrojan agua a la calle, en un intento de borrar los restos de tomate, y así se procede a continuar la fiesta en las Calles, Peñas y Bares, o en la Plaza de Toros Vieja, donde espera un gratificante baño de espuma.

Además el Cipotegato cumple una función protocolaria, precediendo a la Corporación Municipal en el desfile de la Ofrenda de Flores y Frutos a la Virgen del Río, que se celebra en la tarde del día 27 de agosto, y en la Procesión de la Reliquia de San Atilano que se celebra tras la Misa Solemne, el día 28 de agosto. Su papel en ambos actos es puramente ceremonial, complementando el protocolo que acompaña a la presencia del Consistorio, según el orden siguiente: Policía Local. Comparsa de Gigantes y Cabezudos. CIPOTEGATO. Banda de Música. Timbaleros. Maceros. Corporación. 2 Policías Locales de Gala. Jefe de la Policía Local.


El Cipotegato de Tarazona se puede considerar como una pervivencia de los festejos que organizados y reglamentados por las autoridades eclesiásticas en la Edad Moderna, (s. XVI - XVIII) arrancan sin duda de antiguas tradiciones populares de la Edad Media, a pesar de que, como se ha visto en el primer apartado del presente dossier, su origen es difícil de precisar.

Este pasado configura una celebración de hondas y cultas raíces, a diferencia de otras manifestaciones similares (la “Tomatina” de Bugnol en la provincia de Valencia)


Sin embargo, este entronque con la historia local, que aunque oscuro, es perceptible en todo momento, contribuye a dotar a esta manifestación popular de una razón de ser vinculada con la tradición y la historia, constituyendo un atractivo cultural tan digno y atrayente como las manifestaciones populares más ensalzadas y admiradas de nuestra Comunidad Autónoma.

Otro de los atractivos, que sin duda es propio de esta manifestación turiasonense, es el carácter de fiesta viva que se adapta a nuevos tiempos y mentalidades, sin perder su esencia única. El hecho de que en la Fiesta del Cipotegato no sólo es protagonista el propio personaje, sino también la población turiasonense, que activamente protagoniza los hechos constitutivos de la Fiesta, dota ésta de una movilidad y una vitalidad única, ya que conectada de este modo con la sociedad de la que forma parte, se engrandece y se adapta cada año a la mentalidad y expresividad popular.

Por su carácter abierto y participativo: el visitante puede integrarse en la Fiesta del Cipotegato, como protagonista junto con la población turiasonense. No es un espectáculo en el que sólo los iniciados intervienen y el resto del público se limita a su contemplación. Todo el que quiera puede estar incluido en su celebración. Tanto en la Plaza España, como en el posterior desfile y en los festejos del inicio de las Fiestas en la Calle, Peñas y Bares.

Esto le dota de un poderoso atractivo que no tienen otros festejos en el que el papel del visitante se reduce a la mera contemplación del acto.

EL CIPOTEGATO DE TARAZONA
By: Violeta Cadarso Viscasillas
Ayto.de Tarazona - Oficina de Turismo - Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
http://www.tarazona.org/